lunes, 20 de abril de 2009

Valquirias


Cesa genio mío! Oigo una voz
Que viene de los reinos donde se regocijan las almas marciales:
Oigo a las hijas de la carnicería
Que me llaman al palacio de Odin:
Sentado en su morada bendita,
Pronto beberé la bebida de los dioses.
Las horas de la vida han transcurrido,
Caigo, pero moriré sonriendo.
-Regner Lodbrok, el Krakumal.

1 comentario:

Paladín Sombrío dijo...

Si Ragnar murió sonriendo en el agujero de las víboras... aprendamos a enfrentar las cosas difíciles. Se puede!

Un bico grande miña nena.